The Wild Boories y Los Acordes Rotos en Madrid

En Madrid siempre hay algo nuevo por hacer o por descubrir, razón de que me guste tanto esta ciudad; te da la oportunidad de vivir nuevas experiencias. Y eso es exactamente lo que le pasó a esta reportera la noche del sábado 15 de febrero. A eso de las 21:00 me adentraba en las entrañas de la Sala Nazca para ver una vez más a Los Acordes Rotos, un grupo de mi tierra al que tengo un especial cariño y que tantos buenos momentos me ha regalado.

Ellos fueron los primeros en incendiar el escenario. Comenzaron su actuación con ‘Embeleco‘, uno de los temas de su nuevo EP. Para aquellos que no los conozcan- mal porque deberían- los conquenses han sacado su segundo disco, titulado ‘Un Nuevo Destino‘ y compuesto tan solo por cinco temas que siguen un hilo argumental común, aunque perfectamente se puede escuchar por separado. Pues ‘Embeleco‘ es uno de ellos. Daba gusto oírles tocar. Durante el concierto también rasgaron el resto de los temas del EP: ‘Bajo el Mar‘, ‘Volar‘, ‘Mi arma letal‘ y ‘Un Nuevo Destino‘. Pero, obviamente, no dejaron fueran sus antiguas canciones, esas con las que le vimos nacer. Algunas de ellas fueron ‘Un pueblo sin ley‘, ‘Nada es igual‘, ‘Jugando al gato y al ratón‘, ‘La diva de la ciudad‘ y, cómo no, ‘Nunca volverás‘. Siendo sincera, este popurrí nos regaló un gran concierto.

A mitad de la actuación se sacaron dos ases de la manga. Resulta que por allí estaba Javier Salas, vocalista de Nadye, que subió al escenario con sus camaradas manchegos para regalarnos un momentazo. Solo se me ocurre una palabra para describirlo: SUBLIME. La segunda sorpresa fue la aparición del violinista argentino Manu Clavijo, quien ha participado en la grabación de su nuevo disco, también maravillosa.

Los Acordes Rotos rompieron con la pana, tengo muchas pruebas y ninguna duda. Supieron captar la atención, animar a todos los asistentes a saltar, a cantar y, en definitiva, a darlo todo. Consiguieron crear una especie de pequeño universo al margen del mundo exterior, en el que solo importaba el ahí y ahora… Estoy deseando volverles a ver en directo durante su gira. Lo recomiendo con creces.

Después llegó el turno del grupo madrileño The Wild Boories, y he aquí la razón de mi introducción. Antes de ese día ni siquiera tenía constancia de su existencia, sin embargo, ahora, se han ganado un huequito especial en mi agenda musical. La banda, creada en 2018, sacó su primer EP a principios de año. Han entrado con buen pie en el mundillo. (¡Así se hace, chicos!). Literalmente, y sin exagerar, hicieron temblar el escenario. Interpretaron ‘Azulejos y girasoles‘, ‘The New Times‘ e ‘Into de Wild‘, todos ellos temas que se pueden escuchar de forma gratuita en Spotify. Hicieron un gran directo, electrizante; no recuerdo a nadie que se quedara quieto. Asimismo tocaron ‘Awake‘, canción alrededor de la cual han montado su primer videoclip y que es parte de su disco.

Ellos también tuvieron artista invitada: Leyre, del grupo Debajo del Paraguas, lo que fue todo un descubrimiento. Toda la actuación lo fue. A parte de sus temas propios, sonaron versiones de ‘La vereda de la puerta de atrás‘ de Extremoduro y ‘Corazón de Mimbre‘ de Marea- durante esta última Miguel y Samu, vocalistas de ambos grupos, compartieron micrófono-.

Tan solo acaban de empezar, pero se mueven con gran soltura. Se sienten cómodos ante el público, algo muy importante, sobre todo cuando un grupo está empezando. Se palpa la pasión que sienten por el rock y la fuerza con la que actúan.

Gracias, Acordes y Boories. Simplemente, gracias.

Por Marta Guerrero para Arpha Press.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR