Svetlanas y Rat-Zinger hacen arder el Kafe Antzokia

El pasado jueves se cocinaba en el Kafe Antzokia uno de los platos fuertes de la semana grande de Bilbao, el concierto de Svetlanas y Rat-Zinger.

Arrancaba la banda italo-rusa Svetlanas, con Olga a la cabeza, que son un auténtico derroche de punk y energía.

Tuvimos la suerte de disfrutar de la banda hace unos meses durante su actuación en Arrasate, y teníamos claro que no debíamos dejar una nueva oportunidad de disfrutar de su excepcional directo.

Sonaban temas de su nuevo álbum como ‘Lose Control‘ o ‘Tell Me Why‘, en el que los italo-rusos derrochaban su descomunal energía en el escenario, con una Olga absolutamente entregada sobre el escenario que no pudo más que contagiar al público que abarrotábamos el Kafe Antzokia.

Llegaba el momento de levantar el dedo con el ya clásico ‘Put Your Middle Fingers‘, con el que se desataba la auténtica locura en el foso bilbaíno, que no hacía más que incrementarse con temas como ‘Fucking Retard‘ o el que da nombre a su último trabajo, ‘This Is Moscow Not L.A.‘.

Pero el calor ya se hizo realmente intenso con la traca final, con dos de los temas más potentes de la banda, ‘Pyromaniac‘ y ‘Don’t Do It‘, con el que ponían punto final a una sobervia actuación, de una de esas bandas que deja posos allá donde va.

Llegaba el turno del plato fuerte de la noche. Saltaban a escena Rat-Zinger, que jugaban en casa y no iban a desaprovechar la oportunidad.

Se apaga la luz y cuatro encapuchado saltan en medio de una lluvia de billetes al escenario de Kafe Antzokia apabullando desde el primer instante con ‘Dios Salve a Ronnie Biggs‘, al que le seguiría ‘Santa Calavera‘, que da nombre a su nuevo trabajo, y ‘Patria‘, en el que se subió a cantar Natacha Torpedo, y que darían un inicio de absoluto desenfreno a un concierto que se las prometía de inolvidable.

Subíam los decibelios a la vez que la temperatura del Antzoki cuando sonaba ‘No Habrá Piedad Para Nadie‘, en el que ni siquiera había ya piedad para l@s fotógraf@s que nos agolpábamos en la escalinata, y es que los pogos ya sobrepasaban la pista. Tan sólo el inicio de ‘Chivo Loco‘ nos daría un pequeño respiro… ¡pero muy pequeño! ya que enseguida se desbordaría todo de nuevo, junto temas como ‘L.E.Y.‘, en el que solo faltó que saltase Brigi.

Con santo atuendo a base de sotanas comenzaban a cantar ‘Amén‘, al que seguiría ‘Larga Vida Al Infierno‘. Para entonces, y aun estábamos en el ecuador del concierto, un servidor ya podía escurrir su camiseta por el intenso calor y el incesante movimiento que nos provocaban Rat-Zinger con su más que sobervia actuación.

En la segunda parte del bolo los vizcaínos no sólo no bajaron la intensidad del concierto, sino que la subieron aun más con temas como ‘Tu Pasajero‘, ‘No Hay Mañana‘, o ‘Antimental‘, en el que la práctica totalidad de la pista era un pogo tremendo.

La recta final del concierto fue un auténtico ciclón, en el que ‘Rock’n’Roll Para Hijos de Perra‘, el más que clásico ‘Tenéis Speed‘ (en el que hacen un homenaje impresionante a Mötorhead), el brutal ‘Indestructible‘ y el desenfrenado ‘9 mm’ ponían fin a una actuación que ninguno de los que estábamos allí ibámos a olvidar… aunque… para sorpresa de todos Rat-Zinger volvieron al escenario, con gente ya en modo recogida y fotógraf@s ya con equipos guardados y se marcaron unos cuantos temas más con el que coronaban aun más su actuación, en el que la combinación de ambos shows, uno, que lleva ya unos pocos conciertos a sus espaldas, puede calificar entre los mejores conciertos que ha disfrutado en su vida. ¡¡¡Repetiremos con ambos seguro!!!

Por Iñaki Marabao para Arpha Press.

Fotografías: Lau Aoimi y Marabao Photography.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR