Rude Pride y The Potes en el Gazteleku de Oñati

El pasado sábado pudimos disfrutar de la actuación de los arrasatearras The Potes y los madrileños Rude Pride en el Gazteleku de Oñati.

Arrancaban los de Mondra, que venían de tocar a mediodía, bajo un intenso calor, en Atxorrotz (Eskoriatza, Gipuzkoa), pero eso no fue impedimento para que dieran un gran espectáculo que hizo disfrutar de lo lindo al público oñatiarra.

Sonaban los primeros acordes de ‘Mainland‘ y el público se desperezaba a la vez que empalmaban con temas como ‘Sunnyside of the Street‘, ‘Whiskey in the Jar‘ o ‘Drunken Lullabies‘, montando una auténtica fiesta en el Gazteleku.

La gente se vino arriba cuando tocaron el clásido de Dropkick Murphys ‘I’m Shipping up to Boston‘, al que siguieron temas como la increíble versión que hacen de ‘Redemption Song‘, ‘Workers Song‘ o uno de los temas que formaran parte del nuevo álbum de los arrasatearras ‘Oihu Bat‘.

La recta final del concierto fue un no parar con el tema ‘Condenado‘, de los RIP, ‘Harro Nago‘ y el final con ‘Fiesta‘, justo antes que se subiera al escenario para acompañar al piano Miguel, vocalista de Rude Pride, e interpretar el último tema de la noche, ‘To Have And To Have Not‘, con el que cerraron una grandísima actuación.

Era el turno de los madrileños Rude Pride, que nueve meses después volvían a compartir escenario con The Potes, y que arrancaron con una fuerza espectacular con ‘Take It As It Comes‘, con el que ya el público se arremolinó en las primeras filas buscando la mayor cercanía a la banda, algo que Miguel controla además como pocos, aproximándose al público como pocos lo hacen.

Tocaban temas como ‘Broken Silence‘ u ‘Once Again‘, con el que llegaba uno de los momentos más intensos de la noche con un público absolutamente enfervorecido haciendo los coros al igual que ocurriría con ‘1886‘.

Estábamos en el ecuador del concierto, con un intenso calor y sonaban temas más melódicos como ‘Wrong Way‘, ‘Our Pack‘ o ‘Many People Suffer‘, al que se animó a acompañar a Miguel al Piano Asier Sala (vocalista de The Potes).

El último tramo del concierto fue, sencillamente espectacular, con ‘Underpaid Scars‘, la versión que la banda hace del clásico de Eskorbuto ‘Historia Triste‘ y ‘Screaming Oi!‘, con el que los madrileños ponían fin a una grandísima actuación, que ante el insistente “beste bat” (otra más) del público tuvieron que subir para interpretar el ‘Ultrasubnormales‘ de Zakarrak, para ya sí despedirse del público gipuzkoano por todo lo alto.

¡Nos vemos en la próxima!

Por Iñaki Marabao para Arpha Press.

Fotografías: Marabao Photography.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR