Las chicas también hacen pogos ‘Sin Tu Permiso’.

La primera vez que me metí en un pogo tenía 12 años y ni siquiera sabía que ese baile coordinado y caótico a la vez se llamaba así. A mí me daba igual. Estaba viendo a La Polla Records por primera vez en mi vida en las fiestas de mi barrio. Comencé el concierto subida en un pivote de piedra para poder ver bien pero a la tercera canción el mogollón de gente empujándose me absorbió. Desde entonces, en poco conciertos he sido baja en la parte delantera.

Soy chica. Soy una chica de 1,60. Complexión media. Me he dejado la piel, las costillas y las cervicales en el 90% de los conciertos a los que he ido. He levantado a gente del suelo. Me han levantado a mí. Me han cogido a hombros. Me han puesto un ojo morado. Me han tirado la bebida. Me la he tirado a mí misma. Me han quemado. Pisado.

Generalmente en las primeras filas sólo hay chicos y alguna que otra de las mías. También es cierto que el punk, rock o hardcore mueven más público masculino que femenino. Pero también es verdad que parece que a las chicas les da respeto. No sé si es miedo a recibir una buena hostia o a desinhibirse sin importarles lo que dirán los de alrededor. Cuando empujo a un tío en un concierto la mayoría de las veces o se lo toma a risa o me devuelve el empujón como si fuese el osito de Mimosín. Cuando empujo a una tía o se cabrea o me mira con cara de “a esta zorra qué le pasa”.

Kathleen Hanna, componente de las Bikini Kill, aullaba por el micro que las chicas se pusieran en las primeras filas reclamando su espacio. Esto es lo que quieren visibilizar con el documental feminista “Sin tu permiso. Nosotras en la escena hardcore y punk estatal” Ana Martínez, Esther Galván, Marina López, y Carolina Herrero . El objetivo es dar protagonismo a la escena feminista dentro de estos dos estilos musicales mediante una de las consignas punks, el Haztelo Tú Misma. Entrevistan tanto a músicas, como técnicas de sonido, promotoras, dj´s y al público, además de incluir conciertos que nos descubrirán una escena actual cada vez más empoderada.

El documental coge su nombre del slogan de las Riot Girrrls “esto está pasando sin tu permiso” porque consideran que hacerlo implica romper algunos de los principales mandatos patriarcales.

Uno de los factores que impulsaron la creación de este documental fue el darse cuenta de en la mayoría de documentales sobre el punk no aparecía ni una sola mujer. Por eso, este documental se lo dedican a todas esas mujeres que se mantienen en esa escena aunque no sea la suya y aunque muchos obvien o olviden que están ahí. Resaltan que siguen faltando referentes femeninos y que el hecho de que haya chicas no significa que sean suficientes.

El documental verá la luz la primavera del 2017 y buscan la colaboración mediante la plataforma de crowfunding Verkami.

https://www.verkami.com/projects/16049-sin-tu-permiso-nosotras-en-la-escena-hardcore-y-punk-estatal

Por Reina Ginolanda para Arpha Press.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR