Koma en la Zentral de Pamplona

La fiera nunca duerme, así han querido llamar a esta gira de vuelta los Koma, y es que la fiera se ha echado una siesta de nada más y nada menos que de 6 años… pero por fin ha despertado… y menudas formas de despertar…

Koma dijo adiós a los escenarios hace 6 años y desde entonces han seguido por otros derroteros, hasta hace bien poco que nos sorprendieron muy gratamente cuando escuchamos la noticia de su vuelta, de un disco recopilatorio ‘La fiera nunca duerme‘ y de una mini gira que está dando sus frutos a modo de sold out allá por donde pisa… todo apunta a que este 2019 vamos a ver a Koma en muchos más escenarios… y que agussssto… ¡QUE AGUSTO!

Tercera fecha en la vieja Iruña con tercer Sold Out, la sala Zentral hasta arriba (nunca la había visto así). La gente con una ganas impresionantes de volver a ver a Brigi y los suyos sobre las tablas de nuevo y de sentir esa caña a la que nos tenían habituados desde nuestras juventudes más tempranas.

Unos minutos de retraso de rigor… y se abre el telón, dejando ver una gran fiera que ocupaba toda la parte de atrás del escenario. Y eso es a lo que habíamos ido… a ver a esa fiera, a que nos devorara, a que nos abofeteara, a que hiciera con nosotros lo que quisiera… y vaya si lo hizo.

 

Como intro la ‘Marcha Radetzky‘ de Johan Strauss y vemos las sombras de Brigi Duque, Rafael Redín, Natxo Zabala y Juan Karlos Aizpún a la batería ante una gran ovación de los allí presentes y comenzaron a desgranar tema a tema todos sus éxitos recién regrabados en ‘La fiera nunca duerme‘. Sin tregua… sin casi dirigirse al público, allí no estaban para hablar, sino para ofrecernos lo que mejor saben hacer, caña.

Sonaron ‘Los niños de Lapos guerra, Tío Sam, Jack Queen Jack y El pato‘ antes de que Brigi se dirigiera al público brevemente para seguir con lo suyo. Podíamos sentir en el escenario una actitud centrada y muy segura, dándonos a entender que querían ofrecernos un concierto con calidad, algo habitual siempre en el universo Koma.

La revolución‘, ‘La chulería‘, ‘Jipis‘, ‘Protestantes‘, ‘Vaya carrera que llevas chaval, y la fiera se había desatado, aquello no había hecho ni empezar y ya habían puesto patas arriba Zentral. Sonidazo como antaño y es que tuve la sensación de que no había pasado el tiempo… ni para ellos ni para nosotros, que rejuvenecimos unos cuantos años… de que nunca se habían separado… iban desgranando tema a tema todos sus éxitos y joder! aquello sonaba como hace años! “Siguen siendo la bandaza que fue” pensamos todos. Nada podía fallar esa noche. Y  efectivamente nada falló.

El muro de Berlín‘, ‘El catador de vinagre‘, ‘Marea gora‘, ‘Menos mal‘ y ‘La almohada cervical‘ fueron las siguientes en caer.

Respecto a la ejecución musical no hay nada que decir, el que conoce a Koma ya sabe de lo que hablo, siguen siendo los 4 musicazos que eran y es que da gusto ver a una banda que tiene esa actitud y presencia sobre las tablas. Es verdad, tienen el culo pelao de pisar cientos de escenarios ofreciéndonos sus 8 discos desde 1996, pero la satisfacción de su vuelta al panorama musical y ver que todo suena igual es increíble.

Llegó el momento de parar un poco, de frenar la adrenalina con un set acústico de Brigi y Natxo “Si os aburrimos iros a comprar unos bokatas de lomo” nos dice Brigi, y se marcaron un ‘Deprimido singular‘ y ‘Buitres bonitos bonitos‘ que hicieron tranquilizar a la fiera… por poco tiempo. Momento que nos dejaron para coger un poco de aire, porque aún nos quedaba mucho bolo por delante y la taquicardia ya comenzaba a ser insufrible.

Por los siglos de los siglos‘, ‘Me vacío‘, ‘Caer‘, ‘El pobre‘, ‘Imagínatelos cagando‘ y ‘Sakeo‘ a piñón y para terminar el concierto la fiestera ‘El sonajero‘ con sección de metales incluida, todo un acierto ya que este tema sin esos vientos no sería la misma.

Como bises se habían dejado los temas más míticos en el tintero… toda la sala lo sabía… el magistral dúo de txalaparta que precedía al sprint final del concierto nos hizo presagiar que ‘Sé donde vives‘ estaba a punto de empezar. Le siguió un pedazo medley con ‘El marqués de Txorrapelada‘, ‘Aquí huele como que han fumao‘, con la aparición estelar de El Drogas, ‘Mi jefe‘ y ‘El infarto‘ donde Kutxi Romero salió inesperadamente ante la mirada alucinada de Brigi, que se vió sorprendido por sus dos compadres.  Como colofón final, y como nos tenían acostumbrados hace años, un ‘Bienvenidos a Degüelto‘ coreado por todos los presentes. Apoteósico final para un apoteósico concierto de 2 horas y 20 minutos de duración. Sin duda alguna uno de los mejores bolos del año, y espero que una de las mejores giras de 2019.

Señores y señoras, la fiera ha despertado por todo lo alto, no sabemos hasta cuando así que si tienes la oportunidad déjate devorar allá donde te la encuentres.

Iván Sánchez para Arpha Press

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR