Estuvimos en el Bota Rock III

Si te levantas el domingo y la ropa que te pusiste ayer huele a tabaco como en las mejores juergas de tu adolescencia, sabes que la noche del sábado fue impresionante. Y es que, la tercera edición del Bota Rock que se celebró el 1 de febrero en la Peña la Bota de Estella, fue tan grande como comenzar el mes en sábado.

Antes de entrar, ya había las buenas noticias: por un día, te convertías en socio de una de las peñas más conocidas de Lizarra. ¡Menudo honor! Amabilidad desde el minuto uno. Sí que es cierto que, pese a que en el cartel anunciaban al primer grupo a las 9 de la noche, el concierto no comenzó hasta las 10. Una buena hora para llegar con el estómago lleno y empezar la fiesta.

Como suele pasar en estos eventos, durante las primeras canciones del grupo guipuzcoano Dukkha, encargados de abrir el festival, no había mucho público, pero los 3 componentes del mismo, 2 chicos y una chica, ya presagiaron como iba a ser la noche con su primer tema. Una canción en euskera que iba poco a poco creciendo en intensidad. Como el sábado.

Sorprendente como ella al bajo, la batería y la voz con la guitarra y un teclado, pudieron ir llenando la Peña la Bota poco a poco para amenizar los primeros cubatas de la noche (para algunos…). Música en euskera para un sábado que prometía.

Tras ellos, llegó la banda del pueblo, los estelleses Valentinos. Rock and roll en estado puro mezclando canciones en castellano, euskera e inglés sin despeinarse. Para esta hora, el ambiente en la Peña estaba mucho más caldeado. Comenzaba a notarse el calor humano y esa sensación ochentera de respirar humo sin estar fumando. ¡Puro Rock and roll! Como Valentinos.  Creo que todavía me retumba el bombo de la batería en el pecho y sigo oyendo la voz rasgada de su cantante y guitarrista acompañado del bajo y un teclista que se atrevió con la armónica. Una antesala impresionante para los reyes de la fiesta.

Pasada ya la media noche, todos en la Peña la Bota éramos ya como una no tan pequeña familia. Y fue justo en ese instante cuando subieron al escenario quienes nos unían a todos como parientes: los Sobrinus.

Llegados desde Móstoles un año más, con su mezcla de ritmos rockeros y funkys, hicieron salir a la Luna para su primera canción. Y la peña seguía llenándose al ritmo de Vive y de Mamá con la que pudimos disfrutar del primer solo de guitarra de Sidney, maestro del instrumento y de la voz. Y es que, la actitud en el bolo fue fundamental y, sobre todo, contagiosa. Tuvimos la Suerte de escuchar Sirenas y sentirnos muy Cómodo(s) durante todo el concierto. Disfrutamos del arte más renacentista de la mano de Mona Lisa y relajamos un poco el cuerpo con la primera balada, Nise, para volver a levantar los puños y ser más reivindicativos con Homo Ere.

Musicazos los 3, destacaría en este momento la energía de Javier al bajo, convertido por momentos en maestro de ceremonias e hipnotizando al público con la velocidad de sus dedos recorriendo las 4 cuerdas del bajo. ¡Impresionante!

Y como en los mejores cuentos, llego la Loba. Momento en el que la peña “se puso las botas” y ya no dejo de cantar, aunque viniese la Reina y la memoria de Pez del cantante hiciese que el público corease muchas de las canciones convirtiéndose, como en todos los conciertos, en protagonistas frente al escenario.  

Y tras los bombos y los platillos no pasó desapercibido David, baterista de la banda que llevó el ritmo de la Música hasta convertirla en un Dios de la Noche.

Como si no llevásemos haciéndolo todo el concierto, decidieron irse antes del bis con la que llamaron la canción más bonita del mundo: Si me escuchas. Y ya supimos que eso llegaba a su fin. Pero aún quedaban balas. 3 para ser exactos. Quiérete, Pitufa y Camarón, acabaron con una noche en la que un público entregado, aunque parco en aplausos, rebosaba la energía que la música y los músicos transmitían.

¿Tendremos una cuarta edición? La esperamos con las “Botas” puestas.

Por Edurne Hernández para ArphaPress.

Fotografías: Iván Sánchez.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR