El espíritu del Oi! invade el Gazteleku de Oñati

El pasado sábado se auguraban grandes cosas en el Gazteleku de Oñati (Gipuzkoa), y es que se juntaban tres bandas que prometían dar espectáculo en medio de un grandísimo ambiente que prácticamente abarrotaba el feudo oñatiarra.

Arrancaba la noche con Tilikum, que sentaron las bases de una noche más que destacable con un concierto directo y lleno de fuerza en el que se desenvolvieron con temas como ‘Zuen Egia‘, ‘Zora Mena‘ o ‘Barnean‘, atreviéndose incluso a versional a Segismundo Toxícomano y haciendo entrar en calor a un público volcado que cada vez abarrotaba más el Gazteleku.

 

Llegaba el turno de Yugular, que venían de debutar el día anterior en Etxarri y se enfrentaban a su segundo concierto. Lo que para cualquier banda es motivo de nerviosismo, para el terceto es pura rutina, y es que se palpa las tablas que tienen los tres de sus otros más que consolidados proyectos paralelos.

Arrancaban con ‘Verdugo de Verdugos‘, el tema que da nombre a su nuevo trabajo, al que seguían ‘La Calma Tensa‘, ‘Tras La Máscara‘ o un ‘Negarrez Bi Begi‘ en el que veíamos el currazo que se ha metido Ivi para cantar en perfecto euskera, antes de versionar ‘El Infierno No Es Demasiado Dulce‘, de Eskorbuto.

En la recta final del concierto el público se echó encima, el Gazteleku estaba que arde  y el terceto demostraban la fuerza que tienen en directo cuando sorprendieron con ‘El Espíritu del Oi!‘, que cantaron todos al unísono, y al que siguieron ‘Sin Filtrar‘ e ‘Ira y Ruido‘, que desató la locura absoluta y con el que Yugular cerró un directo espectacular.

 

La noche la cerraban los parisinos Lion’s Law, que arrancaban con el explosivo ‘Trapped‘ al que seguían temas como ‘A Thousand Eyes‘, ‘Lafayette‘ o un brutal ‘Liar‘, que levantaba la sala.

Los galos dominan la escena e imponen sobre el escenario, sobre todo en temas como ‘Skinhead‘, con el que iniciaban una segunda parte de concierto en la que sonaron temas como ‘Sons of Oi!’, ‘Whatch’em Die‘ o un ‘For My Clan‘, con el que cerraban una noche memorable de Oi! en la que pudimos de disfrutar de tres bandas que hacen vibrar y que dan un auténtico escenario sobre las tablas.

Por Iñaki Marabao para Arpha Press.

Fotografías: Marabao Photography.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR