El Arrabal y Azken Aukera en Vitoria

A veces, pasa que te das cuenta de lo próximas que pueden ser las heridas. Porque la sangre siempre es sangre, dejando aparte matices y densidades. Pero abrirte la cicatriz y comprender que el dolor es dolor en todas sus vertientes, que no hay mayor ni menor, que solo hay personas que caminan con pérdidas, sin respuestas, con esos monstruos que vienen a vernos a todas. Entonces, es cuando asumes, que quizás sumergirte a pleno pulmón en la llaga también sea una buena forma de curarla.

Ayer, en el Gaztetxe de Gasteiz, El Arrabal hizo malabares sobre un cordón umbilical que le conecta a todos los instrumentos que toca, a todas las palabras que lanza sin anilla al público. Una maqueta difícil de presentar por las características de su obra pero que defendió con los nudillos en carne viva.

img_9019

Sus canciones se tambalean entre la confesión suicida y la nana que se anticipa a la pesadilla o al vértigo de las almohadas. Te dejan con la sensación de tener un panal de abejas en el pecho. Provocan las ganas de comerte un muro de hormigón aunque intuyas que el sol va a seguir sin verse al otro lado. De barrer tus propios escombros para ver la bruma sobra la ciudad y asumir que es simplemente, la vida.

img_9026

Con el bajo, la guitarra acústica, la guitarra eléctrica o a capella, Javier presentó su trabajo “Realidad”, seis armas de creación masiva que reflejan las venas abiertas de la humanidad. Con aire de gambler de las metáforas, un Baudelaire adolescente que aún no ha conocido el fondo del vaso. Con la esperanza utópica de Galeano y la necesidad honesta de Mujica.

Azken Aukera volvieron a llenar de ruido del bueno el Gaztetxe. El cuarteto gasteiztarra publicó en verano su disco “Eguzkia ezkutatzean” con sonidos muy rockeros que alternan lo melódico con unas guitarras muy contundentes y letras en euskera.

img_9049

Ante un público que enseguida se agrupó al pie del escenario no dejaron descanso. La noche de ayer era fría pero no tardaron en calentar el ambiente. “Ke artean”, “Bizi beharrean” o “Carpe Diem” fueron algunos de los temas que tocaron.

img_9043

Pudimos disfrutar de las colaboraciones de Javi (Fourscore) e Endika (PSK) y al final del concierto hicieron una versión del clásico tema de Kuraia “Egunsentian” en la que unas cuantas caras conocidas invadieron el escenario poniendo un buen broche final a la noche de ayer contra la ley mordaza.

Por Reina Ginolanda para Arpha Press.

Fotografía: Iñaki Marabao.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR