Analizamos ‘La Máquina de Sueños’, lo nuevo de Bajopresión

Los madrileños Bajopresión presentan su nuevo álbum ‘La Máquina de Sueños‘ de la mano de Rock Estatal Records. El segundo álbum de la banda está compuesto por 11 temas que han sido grabados por Andy C. (Cadillac Blood Studios), Jorge Salán (The Utopian Sea) y Dani Blanco (La Casa del Ruido) en la grabación de baterías, guitarras y voces respectivamente; y cuya mezcla y masterización ha sido realizada por Pepe Herrero.

El álbum lo abre ‘El Alquimista‘, en el que ya se aprecia el misticismo y la gran calidad de grabación que vamos a vislumbrar a lo largo de todo el álbum. Además cabe destacar la colaboración de Fernando Ponce de León. Las flautas le dan el toque más folk a un tema que está sobrado de garra y energía. Un gran comienzo para abrir ‘La Máquina de Sueños’.

Con una velocidad endiablada arranca ‘Delirios‘. Uno de esos temas que no dan ni un respiro y en el que difrutamos de Bajopresión en toda su esencia, y en el que podemos desatar su pasión y fuerza desgarradora.

Cambiando El Destino‘ comienza de una manera más suave, aunque poco a poco va ganando en intensidad, sin llegar en ningún caso a los temas anteriores. Un tema amable que muestra la otra cara del conjunto madrileño.

Llega el turno de ‘Condenado a Divagar‘, que desde el principio tiene una clara declaración de intenciones, mostrar el lado más sentimental del grupo a través de un tema repleto de cambios de velocidad y de ritmos, que contrastan con ‘Último Adiós‘, un tema más plano pero no exento de belleza y un sonido realmente cuidado, que eleva a los madrileños a un nivel realmente grande.

En medio de un mar de rifs arranca ‘Falsedad‘, uno te los temas más cañeros del álbum. La batería de Nacho resuena como nunca y las cuerdas de Javier y Rodrigo atizan de lo lindo con infinitos rifs solo sobrepasados por la voz de Antonio, en lo que es uno de los mejores cortes del disco.

Sobrepasado el ecuador del álbum nos encontramos con ‘Cien Años Más‘. El tema más melódico del álbum, que nos lleva mecidos hasta ‘Tú Mismo‘, en el que los madrileños cuentan con la colaboración de Leo Jiménez que le da un plus de calidad a un tema que por sí mismo va a ser todo un himno en los directos de la banda.

Con un sonido amable de guitarras comienza ‘Parásitos‘, que poco a poco va ganando en fuerza, oscuridad e intensidad, elevando poco a poco los decibelios de la canción para llevarnos en volandas hasta ‘Hermanos de Sangre‘, otro de esos temas descomunales que desde su inicio tienen una velocidad frenética y en el que Manuel Escudero (AGO) aporta su granito de arena entre rif y rif en otro de los temas más destacados del álbum.

El disco lo cierra ‘Juicio Final‘, en el que Víctor de Andrés (Zenobia, Scarlett) deja su sello indiscutible con su colaboración, dando ese extra a las guitarras con las que Bajopresión ponen el broche de oro a su segundo trabajo ‘La Máquina de Sueños‘, en el que han demostrado su gran progresión y que van a ser una de las bandas del género a tener en cuenta de aquí en adelante.

Web de Bajopresión.

Facebook de Bajopresión.

Canal de YouTube de Rock Estatal Records.

Por Iñaki Marabao para Arpha Press.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR