Hablamos con Estirpe

Hoy tenemos el privilegio de hablar con la banda cordobesa Estirpe, que preparan su concierto de despedida para el próximo 7 de octubre en la Sala Joy Eslava, de Madrid.

Ante todo muchas gracias por atendernos.

Antes de nada vamos a remontarnos al pasado, ¿cómo surge Estirpe?

Uffff, ya ni nos acordamos. La típica historia de 2 amigos con inquietudes musicales, que van aglutinando a otros amantes de la música hasta que la cosa se pone seria, y lo que era un simple juego se convirtió en una profesión. Nada especial en apariencia, pero todo especial como forma de vida, Veintipico años después así sigue siendo.

Foto: Charly Calderón.

Más de 20 años sobre los escenarios, 11 discos en vuestro haber, centenares de conciertos a vuestas espaldas.. ¿Ahora que llega el “final” sentís que se os ha quedado algo en el tintero?

Mentiriamos si dijeramos lo contrario…Por supuesto que quedan cosas nuevas por hacer, nuevos retos que asumir y plazas por conquistar, cualquier banda que ha vivido la música como nosotros, cualquiera que ha intentado vivir al margen de la estabilidad y el conformismo puede entenderlo perfectamente, porque siempre que se vive algo tan intensamente, todo parece poco. 

El pasado año publicastéis un disco absolutamente fantástico como fue ‘Jam Fuzzion Klan’ y apenas un año después decidís dejar los escenarios. ¿Por qué ahora? ¿Qué os ha llevado a dar este paso?

Lo nuestro no es cuestión de desmotivación, sino de necesidad. Necesidad de descanso, de fijar nuestras ideas, es como el descanso del guerrero. Ha sido una época muy intensa en nuestras vidas, rodeada de cosas inimaginables, tanto en lo bueno como en lo “no tan bueno”. Después de esta época, nos paramos a meditar un poco en qué queríamos hacer y como queríamos hacerlo, y la realidad es que decidimos que lo mejor para ser honestos con nosotros mismos era tomarnos un descanso de verdad, no unas vacaciones, sino hacer una parada real.

En cuanto al concierto de despedida. Os habéis decantado por realizarlo en la mítica sala madrileña Joy Eslava, ¿por algo en concreto o será allí como podría ser en cualquier otro sitio?

No se podrá, porque allí habrá una cantidad de emociones que lo van a hacer totalmente diferente. Es el comienzo de nuestra despedida, nuestra nueva puesta de largo, en un sitio en el que teníamos muchas ganas de tocar, tanto por la ciudad como por la sala en si, ya que la conocemos hace mucho y se siente un ambiente especial.

Habéis anunciado que estaréis acompañados por muchos amigos músicos. ¿Podéis adelantarnos algún nombre?

Secreto de estado, nada que se pueda contar sin tener que torturarte y luego matarte.

¿Grabaréis el concierto o tan solo quedará en la retina de esos pocos privilegiados que puedan asistir a la Joy Eslava?

Seguramente algún documento saldrá de este concierto, al menos esa es nuestra intención. Pero no se va a editar ningún documento ni pieza de coleccionista. El que quiera saber lo que pasó en Joy Eslava el 7 de Octubre tendrá que estar allí. Sino, tendrá que preguntar a los más viejos del lugar.

¿Qué se siente cuando uno se va a despedir de la gente que le ha seguido y acompañado durante más de 20 años?

Es una sensación agridulce, la verdad. Saber que vamos a estar un tiempo largo sin compartir escenario genera un estado de ánimo contradictorio. Por un lado están las ganas de reencontrarnos con la gente que más queremos, por vivir estos momentos tan especiales, que lo están siendo sobre todo por el cariño que estamos recibiendo. Sin embargo, por otro están las ganas de que pase ya, de poder descansar y saber qué pasa, cómo podemos vivir sin pensar única y exclusivamente por y para Estirpe.

Foto: Charly Calderón.

En estos más de 20 años habréis vivido anécdotas de todo tipo y habréis actuado en lugares de todo tipo. ¿Cuál es el lugar más raro en el que habéis tocado y cual el más espectacular?

Si tenemos que catalogar por tamaño…orgullosamente podemos decir que han sido muchos los sitios en los que hemos plantado nuestros reales delante de miles de personas, y en la mayoría de veces hemos salido orgullosos de lo que hemos hecho. Pero si tenemos que hablar de especial, quizás el lugar con más historia fue el Whisky A Go-go de Los Ángeles….y como raro, pues ahora me viene a la mente una vez que nos tocó abrir para José el Francés, pero esa es otra historia, una de esas que se cuentan para no dormir….con final feliz! 

¿Y, últimamente, algún grupo con el que hayáis compartido escenario y os haya sorprendido gratamente?

Últimamente no hemos compartido escenario con demasiadas bandas, ya que hemos estado más que nada en salas. Pero si hablamos históricamente, hemos compartido tablas con tantas bandas tan enormes que sería incontable….en serio, podría empezar y no acabar. Sólo queremos agradecer a tantas y tantas bandas que hemos conocido, de las que hemos aprendido, a las que creemos que hemos aportado algo, este mundillo es muy duro, pero compartir la carga con toda la gente que se lo curra tanto hace que nos sintamos un poco menos solos.

¿Cómo véis la escena a día de hoy? ¿Os ha influido la situación de la misma a la hora de tomar vuestra decisión?

Sin duda todo ha cambiado demasiado. Ha habido una involución cultural en mi opinión, acompañado de una revolución tecnológica que lejos de compensar a la involución, lo que ha hecho es acrecentarla. La cultura se valora menos por lo vulgar que la tecnología la hace, y como consecuencia de esto, mucha música mediocre ha saturado el mercado por la facilidad de darse a conocer. La facilidad es buena, pero la mediocridad no. Y navegando en un mar de mediocridad es difícil que el entorno no se contagie y comience a no saber distinguir lo vulgar y lo especial. La escena se ha resentido enormemente, y lo que antes era una sala en la que descubrías cada fin de semana un grupo nuevo y con un mínimo de calidad, ahora sólo programan bandas de versiones o tributos. Ahora darse a conocer sin invertir dinero se ha vuelto muy difícil, con lo que es como antes, pero la diferencia es que antes el dinero lo ponía la discográfica o lo mánager, y ahora lo pone el grupo directamente. Obviamente en nosotros ha influido está situación, pero no diría que ha sido lo más determinante.

Foto: Charly Calderón.

¿Algo qué queráis añadir?

Sólo invitar a los lectores a que se vengan a cualquiera de nuestras citas de despedida, que son Madrid el 7 de Octubre, Córdoba el 13, San Clemente el 14, Sevilla el 20, Valencia el 4 de Noviembre y Málaga el 11. Si nos conocen ya, saben de qué somos capaces, y si aún no nos conocen, creemos que estaremos a la altura de lo que pregonamos.

Muchas gracias por atendernos y por tantos años de alegrías que nos habéis dado con vuestra música.

Echa un vistazo a...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR