¡¡Estuvimos en el Muxu Zitala Festia!!

El pasado sábado tuve la gran suerte de poder asistir a la primera edición del festival Muxu Zitala Festia, que se celebró en la Sala Plaza del Museo Artium de Vitoria.

Ibu Hots Kultur Elkartea, Ahotsgora y Gaukeoak organizaron un festival que contaba con la mayoritaria presencia de bandas locales que nos regalaron una noche para el recuerdo.

Los primeros en saltar al escenario fueron Xarpa, que están en plena presentación de su nuevo trabajo ‘Aldatxeko Denbora’.

Arrancaron el concierto con poco público, pero entusiasmado, interpretando ‘Tu Recuerdo’, con el que dejaban claro desde un primer momento que iban a dar todo sobre el escenario. Y es que si algo tienen Xarpa es que es una de esas bandas que se les ve disfrutar desde el escenario desde el minuto 1, y eso se percibe desde la pistay, lo más importante, se contagia.

 

No faltaron temas como ‘Umetatik’, ‘Sexu Librea’, sin duda uno de los temas más coreados de la banda, ‘Ez Zaitut Maite’ o ‘Itxi Begiak’, con el que cerraron un gran concierto en el que demostraron la gran conexión que hay dentro de la banda y en el que pusieron una nueva piedra del  más que prometedor camino que le espera a la joven banda gasteiztarra.

Los segundos en subirse al escenario fueron Radiofobia.

¿Cómo definir a Radiofobia? Eléctricos, potentes, espectaculares… Es una banda de rock&roll  de esas que no te explicas por qué no están en los carteles de todos los grandes festivales. Arrancaron su tema ‘¿Dónde Te Has Metido?’ donde ya dejaron pinceladas de la que se nos venía encima. ‘El Último Baile’, ‘Mi Carretera’ o ‘El Baile de los Muertos’ fueron algunos de los temas que interpretaron de su disco ‘El Baile de los Muertos’. De la misma manera se atrevieron a versionar a los Ramones y nos deleitaron con algún tema nuevo de su próximo trabajo, para finalizar con ‘Voy A Ser Una Estrella’ con el que pusieron punto final a una actuación de esas que se quedan en la retina por mucho tiempo.

Era el turno de Red Iron Squad. Para entonces el ambiente ya era bastante intenso.

Hace unas semanas tuve la suerte de conocerlos en el concurso de bandas de Osintxu en donde, aseguré que repetiría con ellos y joder, ¡que gusto repetir con bandas así! Su rock&roll con toques de blues nos atraparon a todos los asistentes y nos metieron dentro de sus ritmos frenéticos en los que dieron rienda suelta a todo lo que llevan dentro, con temas como ‘New Road’, ‘Parachute’ (que desde el sábado se repite constantemente en mi coche, ¡temazo!), ‘Bizi Duguna’ o ‘Pay Day’ con el que el público se entregó definitivamente a la banda, antes de finalizar con su particular ‘Rockavilli’ con el que cerraron un concierto en el que se les notó que estaban agusto, en su salsa y en el que dieron un espectáculo para quitarse el sombrero. ¡Concierto de 10!

Era el turno de Los Nitxos, que sorprendieron con su rock oscuro con toques psicodélicos. Con un público realmente entregado a la causa nos deleitaron con temas como ‘Casper’, ‘Fool’, ‘En Primera Fila’ o el gran ‘Mira Mi Dedo’. Cuando se dice que la veteranía es un grado se dice por bandas como Los Nitxos, que demostraron las tablas que tienen y dieron un concierto muy serio que remataron con su tema ‘Dudas’ para finalizar en un punto más que álgido.

Llegaba uno de los momentos más esperados de la noche, la actuación de Sumisión City Blues. Justo en el momento de empezar se rompió una cuerda del bajo de Penike, por lo que los alaveses se permitieron el “lujo” de comenzar el concierto sin bajo, que se incorporó ya en el segundo tema que interpretó la banda.

Yo he de admitir que antes del sábado no conocía a la banda y me dejaron más que impresionado, perplejo. Son un auténtico huracán que arrasa con todo, con su mezcla de Rock&Roll, punk y blues hicieron las delicias de todos los presentes (que a estas alturas ya llenábamos el recinto), que corearon sus temas más conocidos y los nuevos, ya que antes de interpretarlos Pela se infiltró entre el público para repartir recortes con las nuevas letras para que la gente pudiera acompañar a la banda.

Si algo tienen los Sumisión es la conjunción de unos músicos cada cual con más calidad que el anterior que hacen que cualquier amante de la buena música pueda apreciar lo que transmiten ya sea de tu estilo preferido o no. A mi desde luego me conquistaron desde el momento que vi subir al escenario a Joseba a la guitarra, momento en el que deduje que lo que iba a ver era muy grande, no me equivocaba.

El festival se cerró con la actuación de Señor No, que arrancó mermada por la ausencia de uno de los miembros de la banda, pero que si no nos hubiesen dado ese detalle realmente no lo habríamos apreciado. Y es que la veterana banda donostiarra lo dieron todo sobre el escenario interpretando temas de su extensa discografía y saltando y moviéndose en el escenario como muy pocos grupos tienen la capacidad de hacerlo. Si con Los Nitxos decíamos que la veteranía es un grado, con Señor no esto queda aun más palpable. ¡Sencillamente espectaculares!

Y con los donostiarras se cerraba una primera edición de un festival que, a todas luces, ha tenido una grandísima acogida y que es una buena herramienta para fomentar el consumo de música local y dar esa visibilidad que tanto cuesta en ocasiones a las bandas “menos conocidas” pero con una calidad extraordinaria. Gran festival, gran organización grandes actuaciones y un ambiente realmete expectacular, ¿qué más se puede pedir? Muy sencillo, una segunda edición.

Por Iñaki Marabao para Arpha Press.

Echa un vistazo a...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR