Analizamos ‘No Hay Cielo Para Tanto Bueno’, de La Ira.

La Ira, la banda liderada por Raúl Jiménez, presenta su segundo trabajo ‘No Hay Cielo Para Tanto Bueno‘, en el cual nos dejan 10 temas que suponen el afianzamiento definitivo de la banda.

El álbum lo abren ‘Diablos y Angelitos‘. Un tema de rock urbano con tintes clásicos en el que el saxo le dan un toque genial a la composición, al igual que los solos de guitarra, que suben el listón a base de bien, en el que supone una carta de presentación fantástica y, sin duda uno de los mejores temas del disco.

El segundo tema que nos encontramos es ‘Antes de Dar edio Paso‘. Un tema suave y alegre que supone un soplo de aire fresco para el que lo escucha.

Debajo De Mi Imbligo‘ es el tercer corte del disco. Un tema de rock más clásico que nos recuerda al Loquillo de antaño pero con el toque canalla que aporta la voz de Raúl. La canción más larga del disco y, sin embargo, cuando acaba tan solo queremos que siga. Un tema de los que dejan huella.

Llega el turno de ‘Creí Que Era Primavera‘, con el que volvemos al rock urbano de calidad, al igual que pasa con ‘Otro Cielo‘, dos temas de esos que te da un subidón con solo escucharlo. Auténtica carne de directo.

Poco Más‘ arranca a golpe de tango-rock y continúa con toques de blues canalla y pinceladas de swing. Un tema fantástico con un montón de matices, el más divertido del disco.

Con ‘Papel de Libertad‘ volvemos al rock urbano más tradicional, eso si, siempre con ese golpe de saxo que forma parte ya de la seña de identidad de La Ira, que continuará con la versión que la banda hace del tema ‘La Belleza‘, de Aute, a la que dan un auténtico vuelco de una manera increíble.

La Ira sube la velocidad con ‘La Erección del Perdedor‘. Un tema sencillamente espectacular, en el que muestran todas las armas con las que cuenta la banda. El tema más potente y cañero del disco, uno de esos que hay escuchar a un volumen alto para disfrutarlo a tope.

El álbum se cierra con  ‘Con La Misma Cantinela‘, en el que la voz de Tamara Agudo acompaña a una canción de esas relajadas, con violines y violoncellos y ese halo casi acústico, que hace que podamos gozar de un tema realmente bello. Difícil haber encontrado una manera mejor de acabar un álbum muy destacado, sobrado de calidad y con un sinfín de matices que hace que lo queramos escuchar una vez tras otra. Buen trabajo de Raúl Jiménez y los suyos.

Web de La Ira.

Facebook de La Ira.

Canal de YouTube de La Ira.

Canal de YouTube de Rock Estatal Records.

Por Iñaki Marabao para Arpha Press.

Echa un vistazo a...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR